Cantemos traducciones


Llevaba tiempo queriendo escribir sobre la traducción en series. Al ser un tema muy machacado no sabía cómo enfocarlo. Ya se ha hablado en otros blogs como en Diario de un futuro traductor.
Me he dado cuenta de que la traducción de las series y películas es realmente difícil. Para una persona que entiende bastante inglés no suele suponer mucha dificultad entender lo que se quiere transmitir, pero y los que no saben nada de inglés, ¿qué pasa con ellos? Ellos se quedarán sin ese cachito de emoción que le da sentido a la historia. Como dice Xosé Castro:  

«Un traductor tiene que traducir emociones. Si en la escena en inglés el espectador llora, en español también tiene que llorar»

Esta frase me ha marcado muchísimo porque yo suelo ser muy fiel al texto original, y es verdad que hay veces que nos tenemos que despegar del texto para poder hacer que sientan lo que verdaderamente  siente el público  que lo entiende en el idioma original.
Las series que quiero analizar son las siguientes: Glee, Cómo conocí a vuestra madre y  el príncipe de Bel-Air. Más enfocado hacia el ámbito musical de cada una, dado que de esto no he visto que se haya tratado en otros blogs.

Glee:

Breve resumen: 

Esta serie trata de unos alumnos del instituto Mac Kinley que forman un coro y se les considera los perdedores del colegio. La serie comenzó hace ya tres años y hace un par de semanas terminaron la tercera temporada. En España tuvo una gran difusión la primera temporada en el canal Neox, pero ahora parece que no ha cuajado (a mí me tiene totalmente enganchada).

El principal problema de esta serie:

Todo lo que intentan transmitir lo hacen a través de canciones. La mayoría de éstas las cantan en inglés, y ha habido pocos casos de canciones en español, excepto el episodio de «the spanish teacher» (con Ricky Martin) en el que se intentó hacer referencia a una serie de estereotipos españoles, como los toros, pero no quiero referirme a esto. 
Alguno de los ejemplos más claros del problema de las canciones son los siguientes:

«I will always love you» cantado por Mercedes (Amber Riley)


Expresa su amor imposible hacia Sam Evans (Chord Overstreet). Muy cursi, es cierto, pero un espectador español se quedaría tal cual, a lo mejor se emocionaría un poco por todo el sentimiento que inyecta Mercedes (Amber Riley) cuando interpreta su papel, pero no porque haya entendido a la perfección lo que quiere transmitir. Puede que entiendan en parte el estribillo (y no quiero considerar a nadie tonto ni mucho menos).

«Loser like me» cantado por todos los componentes del grupo.



Para las eliminatorias deciden realizar una canción que les identifique. Por eso, le dedican esta canción a Susan "Sue" Sylvester ( Jane Lynch), su enemiga desde que comienza la serie que lo único que quiere es acabar con el coro para quedarse ella con el dinero invertido y llevarlo al equipo de las animadoras.  Lo que transmite esta canción es todo lo que les va realizando durante las temporadas e intentan hacer una burla para que se dé cuenta. El espectador no creo que vaya a comprender la burla que quiere hacer a la entrenadora de las animadoras.

«Born this way» cantado por todos los miembros del grupo



En este capítulo intentan que el espectador se dé cuenta de que la apariencia física es lo de menos. Cada uno nace como es. Durante el capítulo se dan a conocer ciertas caracterísiticas que a cada uno de los personajes les afecta. Por ejemplo: a Rachel Berry (Lea Michele) le acompleja su nariz, a Kurt (Chris Colfer) el ser gay o a Santana López (Naya Rivera) el que sea lesbiana (que cambia la palabra de su camiseta por Brittany, que al final pone lebanese que aparece en la canción). 


Otra serie que sigo es «Cómo conocí a vuestra madre» (HIMYM). 


Breve resumen:
La serie consiste en explicar la historia de cómo Ted Mosby conoce a la madre de sus hijos. Hacen falta unas ocho temporadas para explicárselo, así que sí que tiene trama la serie...
Problemas: 
Se trata de una serie que veo siempre que puedo y que no suele plantear muchos problemas en las traducciones, o si se plantean, se resuelven con facilidad. Sin embargo, y como ya he hablado anteriormente de canciones, se perdió algo en la traducción de una canción «Summer nights», en particular, esta escena que os dejo a continuación.

video


El mensaje se entiende a la perfección, pero la gracia se pierde. Por eso es uno de los problemas más grandes de las series y películas:  ¿traducir o no traducir?. Sinceramente, yo no sé con cuál me quedaría. Me gusta ser fiel al original como anteriormente he dicho, pero si no se entiende el mensaje, la función del traductor no es la correcta.  Aunque, en ocasiones (veo ositos de peluche) se transforman ciertas partes de la canción y en otras se mantienen como en inglés. El ejemplo claro es «El príncipe de Bel Air». La canción se tradujo al español y al español latino. Cambian muchas cosas y otras, si no me equivoco, se mantienen como estaban en la canción en inglés. A continuación lo podréis observar:

«The fresh of the prince of Bel Air»


« El príncipe del rap»   en español latino


«El príncipe de Bel Air» en español de España

Como podéis ver también se produce una alteración en el nombre de la serie en español de España y en español latino.  Se pueden apreciar estos cambios en obras de Shakespeare como «la fierecilla domada» que tiene diversos títulos como «la mujer indomable». Pero de este tema intentaré hablar otro día.

 La decisión de traducir o no traducir está en el traductor. A mi juicio, yo traduciría la canción, aunque se perdiese la gracia, y en el caso de Glee, se perdería casi todo (aparte de tiempo en traducir todas y cada una de las canciones de cada capítulo). Me gustaría saber vuestra opinión como traductores  o cualquier gente en general, así que si tenéis un momento, dejad un comentario.